CARTA A UN AMIGO

1 julio, 2012


CARTA A UN AMIGO

 

En tu correo me hablas de “sabiduría” y del “apreciar cada instante de nuestra vida y disfrutarlo en su verdadera esencia”.

Tus palabras me llevan a reflexionar: Ciertamente los años que vamos sumando no constituyen un tiempo vacío, al contrario, son la acumulación de experiencias que en la medida en que hayamos sido capaces de “elegir”, determinan nuestro crecimiento y maduración para dar forma a nuestro camino, y de esa manera disfrutar de la esencia de la vida que nos ofrece la posibilidad de ser creadores con un sentido más trascendente que el mero “imitar a los demás” como monitos de circo; y que no es otra sino la libertad de ser nosotros mismos antes que frágiles canoas a merced de la corriente. Esto me hace recordar un pensamiento de J. Ortega y Gasset:

“Solemos llamar vivir a sentirnos empujados por las cosas, en lugar de conducirnos por nuestra propia mano”.

Recibe mi gratitud y el afecto de siempre,

 

Eleonora.


Muy querida Eleonora:

Nada me ha sido más grato que verte el domingo en la presentación del libro de Helena y recibir tu entrañable correo del pasado lunes. Me he emocionado mucho al leerlo al constatar que papá también puso en ti los detalles del amor de sus padres. Allí, por cierto, nace nuestra relación familiar que se ha visto aumentada con la unión que tú y papá crearon y compartieron y que tu cariño nos hace recordar con tanta alegría en cada ocasión que tenemos contacto.

Gracias por haber ido al acto. Eres muy especial para todos nosotros. Además, a la tía Luisa Mercedes le diste un gran gusto. Me comentó mucho que le habia encantado verte y que estuvieras allí en ese acto tan familiar y a la vez público. Como sabes, la traducción y difusión del libro de Helena fue su proyecto y ha sido para ella una enorme satisfacción haberlo logrado y haber podido presentarlo, entre familiares y amigos, en Caracas.

 

He querido compartir tu correo  con mis hermanas y Carlos Enrique, pero por esos misterios de la informática, lo he perdido, por lo que te voy a rogar que me lo envies de nuevo.

Mil besos,

Eloy.


De Eleonora Gabaldón

Para Eloy Anzola E

22 DE ABRIL DE 2012

Con motivo de la presentación del Libro de Helena Seydoux

LAS MUJERES Y LA OPERA

22 DE ABRIL DE 2012.

Querido Eloy:

Disfrutando aún los momentos vividos en el precioso evento que, al presentar el libro de Helena, retrató exaltándola, la ruta femenina “Anzola Montauban”, donde la sensibilidad y arresto de esas mujeres hicieron posible, desde la siembra del arte en sus espíritus (efectuada por Luisa) hasta la edición en español de una importante obra que requirió, no de una traducción literal y fría , sino que reprodujo “el tono” con que la autora la escribió, (apuntado por Michelle Ascencio refiriéndose al trabajo de Luisa Mercedes) y que intuimos exige una comprensión sensible de los textos.

Me encantaron tus palabras que recogieron desde el arribo del “general andino” y la siguiente “ épica amorosa”, haciendo así referencia a la fundación de esa estirpe con rasgos tan especiales.

Siento a tu papá (seguramente presente) conmovido ante el renacimiento de la historia de la familia a través de tu sentida intervención que escogió los “momentos estelares” , aquellos que a él tanto le conmovían.

Yo siento que viví un acontecimiento que se sale de los parámetros convencionales, que mueve nuestras emociones, y que sustentado sobre la sabiduría que brota de la solidaridad familiar , supo brindarnos un rato cargado de amor y de historia, y que por supuesto me conectaron vívidamente con el inolvidable Eloy quien me regaló importantes encuentros con Helena que creo, significaron para los tres, una comunicación de gran riqueza.

Con la impaciencia de comenzar una lectura que suponga plena de interés y belleza, me despido enviándote mis felicitaciones y el gran cariño de siempre.

Para Beatriz y los morochos afectuosos recuerdos y la esperanza de acercarme en algún momento por “vuestro nuevo emplazamiento”, ya que tengo tres de mis queridos sobrinos y sus respectivas proles, invitándome incansablemente desde hace varios años, me resulta difícil continuar indiferente ante tanta insistencia.

Recibe todo mi afecto,

ELEONORA.

 

 

3 mayo, 2012


 

CARTA A BARCELONA

3 mayo, 2012


CARTA A BARCELONA

(A mis lectores: perdonen la tardanza, fue 17 de abril que anuncié la carta que sigue.))

Queridos hijos (hijas y yernos).

Mis queridos todos, viajeros por “la Cataluña, tierra de mis primeros maestros”, innovadores en  la Venezuela del año 1947, en la aplicación de la “pedagogía Montessori”.

Agotada después de 34 horas sin dormir, y desde una fallida cura de sueño, (Clìnica EL Pedregal) paso a relatarles mi aventura romántica de la madrugada próxima pasada.

He aquí que tuvimos un gran apagón a esas horas, y justo al regresar la luz, una bulla de chillidos en la puerta de mi cuarto me permitió ver a los tres gatos, mis consentidos, que en ademán defensor de su dama se enfrentaban a un “Romeo” que pretendió seducirme. Me lancé a la puerta en el momento en que mi “conquista” abordaba el cuarto, pisando mi fino pie sin zapatilla, y se escondía detrás del mueble de la TV,  dejando a su paso (más bien carrera) una estela de exótica colonia (Agua de Príncipes), que por muy poco me envenena, gracias a su aroma realmente fétido.

¡Se imginan todas las emociones contradictorias que atraparon mi frágil corazón! ¿¿¡¡Cuánto tiempo sin un galán en mi alcoba?!! y nunca me imaginé tener “Tres Mosquetero-as gatunos, blandiendo sus espadas a favor de mi honor”.

Hoy ya no sé, si me halaga la “abortada conquista” después de una soledad de décadas, o si me deprime “el porte de mi enamorado” .

MARSUPIALIS DIDELPHIDAE

Mi frustrado príncipe

Asfixiada por el “aroma” antes aludido, y aterrada por la impresión de dormir con aquella compañìa tuve que despertar a Valen a aquellas horas, para pedir consejo. Ella muy práctica respondió.

-Pues ¡¡sácalo del cuarto!!!

Yo gimiendo, imploré:

-¡¿Pero CÓMO?!

-PRIMERO. ENCIERRA A LOS GATOS PARA QUE NO INTERRUMPAN LA OPERACION y LUEGO, !¡¡¡¡¡¡CON UNA ESCOBA!!!!!

ASÍ FUE QUE ENCARCELÉ A LOS FELINOS, TREPÉ

A UN TABURETE PARA CAMBIAR LOS BOMBILLOS DEL “APLIQUE” DE MI MAMÁ, QUE ESTABAN QUEMADOS, (ya había regresado la luz, ¿afortunadamente! Y ASÍ PODER APUNTAR AL ROMEO AGAZAPADO TRAS EL MUEBLE. LANCÉ LA ESCOBA, GOLPEANDO EN EL LOMO CRISPADO DE LA ALIMAÑA, QUIEN CHILLÓ COMO UNA SIRENA (NO DEL MAR) SINO DE AMBULANCIA O POLICÍA , LA MAS CHILLONA.

LUEGO CAÍ DESMADEJADA EN MI LECHO, PARA LEVANTARME APRESURADAMENTE A PERFUMAR LA RUTA DEL ANIMAL Y ASÍ PODER RESPIRAR.

TODOS LOS OFF, BOTELLAS DE CLORO, SANPIC, ROCIO, FULLER, SE DERRAMARON COMO CASCADA MULTICOLOR SOBRE LA RUTA ALCOBA-LAVANDERO; POR ÚLTIMO CURE MI PIECEISITO RAJUÑADO POR AGUDAS GARRAS QUE AL CORRER DEJARON SURCOS PROFUNDOS EN MI EMPEINE DE PRINCESA.

COMO VERÁN LA HOSPITALIZACIÓN SE HIZO IMPERIOSA, DESDE ALLÍ LES ESCRIBO, DESPUES DE HABER RECIBIDO A TODO EL CUERPÒ CLINICO QUE PASA A VISITARME PARA CONOCER DEL EXTRAÑO ROMANCE ENTRE “MARSUPIAL” y ANCIANA SEPTUAGENARIA. YO NO HE DADO DETALLES PARA QUE MI GALÁN QUEDE ENCUMBRADO, CUAL PRINCIPE ENCANTADO CUYA BOCA PRESIONADA POR LOS LABIOS DE UNA PRINCESA, QUEDO LIBRE DE HECHIZO, Y HOY EN DÍA PIDE MI MANO, PERO NO ENCUENTRA A QUIEN: NI PADRE, NI MADRE, NI HERMANO, NISIQUIERA HIJAS, O YERNOS, (ELLO VIAJAN POR LA PENÍNSULA IBÉRICA) .

MIS FELINOS NO CLASIFICARON LUEGO…..???????    NO HUBO QUIEN RECIBIERA LA PETICIÓN,

HE AHÍ MI TRISTE HISTORIA: SOLTERONA EN LA VEJEZ, POR FALTA DE QUIEN CONCEDA MI FINA EXTREMIDAD.

LOS QUIERO “HARTO” COMO DICEN LOS COLOMBIANOS DE MIS TELENOVELAS

Su Madre y Suegra que los adora

 

Eleonora