Hoy Señor, te he sentido a mi lado con dos Angeles de la Guarda que has traido en mi ayuda.

Gracias Señor, respondiste a mi llamado en el recorrido de este camino incierto. Y es que esta fe en tu compañía, me permite descubrirte a mi lado: si no hubieras abierto mis ojos , la luz pasaría desapercibida, pero estoy despierta y entonces puedo sentirte compañero, protector, ¡Padre!

¡Gracias mi Señor! porque contigo puedo resistir los embates con serenidad, porque mi mano está apoyada en la tuya y mi paso se vuelve seguro cuando me acompañas.

Anuncios

ORACION

11 abril, 2011


Retiro espiritual (Abril 2011).

ORACIÓN I

Quiero Señor tu mano para iniciar una nueva ruta de superación donde el modelo de María, hoy descubierto,me oriente hacia mi realización de mujer, segura, autónoma, comprometida, creciendo día a día hacia un dar a los otros ,y donde trabajando por la valoración del “ser femenino” rescate su verdadera esencia en la capacidad de crear, de amar, de acompañar, de servir, de dar vida, y de iluminar espacios  y caminos.Pero contigo a mi lado Señor, que me conoces mejor que nadie y que me ayudas a sortear los baches y a cultivar la perseverancia.

Hoy siento anidarse en mí, la esperanza, y es que han ocurrido un hallazgo, se abre un nuevo horizonte donde me veo ejerciendo una acción que trasciende mi ámbito personal para encontrarme en comunión con los otros.

ORACION II


Se me abre un espacio inmediato para vivir contigo Señor: el día a día como tránsito hacia una vida de riqueza en cada minuto, labor, deber, para conmigo y para con los otros. No quiero pasar el tiempo sin imprimirle un sentido al quehacer diario: he de buscarle un significado a cada acción que entonces la ilumine y la engrandezca. Desde el cuidado del entorno material, de los animales, de las plantas, y de las relaciones con mis hermanos: vecinos, transeúntes, obreros, familia, amigos, hasta mis desplazamientos cotidianos y los de mi mente. A todo ello debo conferirle un carácter donde la presencia de mi Señor lo convierta en senda sagrada, camino de amor, mientras construyo “vida”. Y como María, con fe, con sencillez, con humildad, pero con la certidumbre de que estoy edificando “vida cristiana”, humanizando mi quehacer.

ORACION III

Señor, gracias por haber pasado por mi vida con amor y misericordia. No ha sido invisible tu paso porque yo encuentro tus huellas en mi historia y me siento privilegiada.-Me has dado el perdón y con ello la oportunidad de rehablitarme;-Me has dotado de reflexión y sensibilidad para comprender el mal de los otros-Me has asistido en el dolor y con ello he recibido consuelo-Me has regalado talentos que permiten hacedr de mi vida una obra que me rescata de los agujeros oscuros de mi alma;-Me has permitido sentir cómo en los momentos de alegría y de tristeza, necesito buscarte para pedir tu compañía y compartir contigo  ese todo.-Me has dotado de la claridad para  ver en tu presencia, tu cuidado, tu desvelo, tu ayuda, tu amor.

ORACIÓN IV

¡Señor! ¡háblame! Te escucho. Estoy frente a mis debilidades más vulnerables, ante mi cobarde fragilidad que me invita a huir ¿Cómo ejercer el compromiso? ¿Cómo encenderme con tu amor? Sin él no puedo.

Permíteme ejercitarme,  ayúdame a que la visión de tu ejemplo me empuje hacia la acción ¡dame las oportunidades! y que yo sea capaz de ver el momento y sentir en mí la llegada de las decisión.

AYÚDAME MI SEÑOR