TARDE INTENSA

6 abril, 2013


5 DE ABRIL,

TARDE INTENSA la de hoy mientras asistíamos desde nuestras casas al evento de “la cultura en respaldo de Enrique Capriles R.” La emoción que me permite sentir que “yo soy venezolana”, reafirmada por quinientas voces hermanas, me lleva a repetirlo con sonido de campanas que    lo gritan al viento mensajero, por corredores, avenidas, valles y montañas. Es una sola voz contundente que nos fortalece frente a quienes han querido enmudecernos, que nos llena de esperanza al sentirnos mancomunados, identificados, acompañados en la solidaridad por un país que nos palpita desde lo más intimo de nuestro corazón y lo más  profundo de nuestras entrañas, lo que aquella canción canta: ¡ Venezuela sólo tengo mi vida para cuidarte!

Rostros resplandecientes, unos bañados por las lágrimas, otros brillando de contento, se encontraron en un escenario que  los acogió para recibir conmovedores y emocionados testimonios de ese vigor libertario que se expresó con valor y autenticidad en vísperas de la toma de  decisiones críticas. Para enfrentar a quienes pretenden descalificarnos y atemorizarnos y, ante quienes el espíritu imbatible del amor y el compromiso por nuestro país hoy flagelado por la mentira, se alza con esa fuerza que aporta la verdad y que  a todos nos contagia hacia la construcción de una nueva realidad. ¡HACIA EL CAMBIO!

Anuncios

TARDE INTENSA

6 abril, 2013


perdón 2ABRIL 5 de 2013

TARDE INTENSA la de hoy mientras asistíamos desde nuestras casas al evento de “la cultura en respaldo de Henrique Capriles R.” La emoción que me permite sentir que “yo soy venezolana”, reafirmada por quinientas voces hermanas, me lleva a repetirlo con sonido de campanas que    lo gritan al viento mensajero, por corredores, avenidas, valles y montañas. Es una sola voz contundente que nos fortalece frente a quienes han querido enmudecernos, que nos llena de esperanza al sentirnos mancomunados, identificados, acompañados en la solidaridad por un país que nos palpita desde lo más intimo de nuestro corazón y lo más  profundo de nuestras entrañas, lo que aquella canción canta: Venezuela sólo tengo mi vida para cuidarte.

.Rostros resplandecientes, unos bañados por las lágrimas, otros brillando de contento, se encontraron en un escenario que  los acogió para recibir conmovedores y emocionados testimonios de ese vigor libertario que se expresó con valor y autenticidad en vísperas de la toma de  decisiones críticas. Para enfrentar a quienes pretenden descalificarnos y atemorizarnos y, ante quienes el espíritu imbatible del amor y el compromiso por nuestro país hoy flagelado por la mentira, se alza con esa fuerza que aporta la verdad y que  a todos nos contagia hacia la construcción de una nueva realidad. ¡HACIA EL CAMBIO!

9 enero, 2013


 

 

DESCUBRIMIENTO

9 enero, 2013


1 de enero de 2013

DESCUBRIMIENTO

Image“El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla”

 (Robert Browning)

 

Entonces con la música encendida, ésa, hija de un descubrimiento en el minuto vital, seleccionada para mis espacios secretos y para la hora inesperada, puedo, en el claroscuro que me regalan las cortinas infladas por la brisa traviesa, disfrutar de la soledad; y me regocijo  con cada nota que el lamento del violín solloza y con cada voz melodiosa que el poeta murmura en su  canción  rozando mi corazón hasta estremecerlo con un expresivo éxtasis. Y así puedo SER, tal y “como quiero SER”, sintiendo tal y “como quiero SENTIR”.

Por eso, en  este alejarme, en este aparente aislamiento, estoy rodeada de aquellos elementos que me traen la expresión de belleza y vida que necesito..

Por eso no temo a la soledad, porque para mí no existe, yo la recibo con los brazos abiertos para diluirla en mis sueños impregnados de imágenes y sonidos, porque desde  mi estancia surge el concierto de mis ilusiones, donde deshago los desaires de los otros y los sustituyo por conmovidas visiones que llenarán mi espíritu de emoción y ternura.. Entre tanto desgrano el rosario de anhelos que se resisten a sucumbir frente a la indiferencia de aquellos que se niegan a escucharme y a contagiarse con el tesoro secreto que guardo dentro de mí, y que una vez realizado el milagro, brotará en palabras que se engarzan en las nubes para luego caer en llovizna generosa sobre el papel que yace en el universo que habito y del cual no puedo separarme porque es el espacio que nutre mi esperanza.

musica del PICÓ

3 enero, 2013


 

 

Sobre las Telenovelas

17 diciembre, 2011


Buscando interpretaciones

16 diciembre, 2011


PECADORA

16 diciembre, 2011



Siendo criticada por la comunidad familiar ya que me aficiono a actividades muy desprestigiadas, me atrevo a escribir sobre ello pues debo declarar que tales hábitos tienen una explicación que me dignifica: a partir del ejercicio prohibido me enriquezco en capacidad de análisis, crece mi intuición y ejercito la mente en esta edad tan peligrosa, cuando se necesita mantener las células cerebrales en constante ebullición; entonces le sumo a la lectura y al estudio de algunos tópicos psicológicos (junguianos), el uso de los conceptos sociológicos para la interpretación de aquellos mis pecados. Paso a confesarlos:

-Desde hace tres meses, fecha en que descubrí que existían dos canales de televisión, solamente expositores de Telenovelas, antiguas y modernas, cursis y sobrias, intrascendentes y un poco más profundas (históricas, costumbristas, etc), y todas reverentes o irreverentes con respecto al Amor (con mayúscula); venezolanas, brasileras, mexicanas, peruanas, mayameras, chilenas, colombianas, y hasta ¡japonesas! Pues he aquí que me he vuelto adicta a tales trasmisiones (han sido sustitutas de los policiales), y he de confesar que me dejo atrapar por la trama, hasta el punto de regresar a mi casa con urgencia para no perderme un capítulo culminante.

Como me estoy confesando he de ser lo más sincera posible, por eso tengo que agregar que cada canal trasmite siete novelas, lo que no quiere decir que yo vea las catorce, pero sí ¡nueve!

¿Qué cómo hago? Bueno, los canales son bastante cercanos en el menú, y me resulta fácil cambiar de uno a otro en los minutos de publicidad. Los vacíos que me quedan los lleno en el fin de semana cuando se trasmiten “maratones” de algunas de las novelas, o durante el día cuando logro pescar alguna de las horas, ya que se proyectan tres veces al día. No puedo negar que esto me lleva a veces a ver la que se me quedó, a las tres y media de la madrugada, o a las seis de la mañana, y así hago “la operación relleno”.

Claro que esto se hace increíble habiendo en la casa un televisor con “grabador”, pero como siento repulsión por la tecnología no me he propuesto a aprender el proceso para fijar una hora y ordenar la grabación de lo que me interesa. Este es un pecado peor que cualquiera de los otros, por eso en mi confesión de hoy hago el propósito de enmendarlo.

Creo que una vez confesado lo anterior pasaré en próximas ocasiones, a exponer en este Blog, lo que me redime, es decir el análisis de la conducta del ser humano y de la sociedad, de acuerdo a criterios serios que justifiquen mis frívolas dispersiones.

Estudiando a la Mujer

24 noviembre, 2011


Diosa de la sabiduría

“Iluminadora, nos lleva al despertar y la sabiduría

Instructora-Iniciadora, nos otorga las herramientas para hacer de la vida,

Un proceso de aprendizaje, una prueba de Iniciación

Maga, conoce los secretos ocultos de la naturaleza toda,

Y por ello guarda los misterior relacionados con la vida y con la muerte

Y actúa como la gran Curadora

(En Google)

                  La Buscadora de Rastros

Las vidas que voy conociendo han pasado a formar parte del material de mi laboratorio donde trato de analizar datos para entender tantas historias. Y observo estos elementos, me apodero de ellos, voraz los ingiero, y una vez dentro de mí, monto un espionaje para ver y sentir cómo vibra mi espíritu, mi conciencia, conocer dónde se topan las notas de la feminidad esencial, dónde está la resonancia, donde la identificación.

Es un camino que emprendo desde la oscuridad. La vida que vivimos tiende a taparlo todo, a nublar nuestra visión y a empañar la conciencia, luego la búsqueda de la luz es un camino arduo, pero igual pleno de emoción vivificante. Estamos rodeados de monstruos ávidos que devoran nuestros valores, nos los arrebatan cuando depositan en nuestros ojos una falsa mirada, nublada por el miedo y una equívoca discreción..

Difícil tarea descubrir en la mujer su naturaleza esencial cuando confrontas escenarios ambiguos, las épocas y la cultura, pero es allí, justamente en los contrastes, de donde partirá paradojicamente la luz, la verdad.

NUNU,

23 noviembre, 2011


Y Nunú no volvió a salir de su habitación, hasta las comidas se las hacía llevar al cuarto. Improvisó una mesa auxiliar y la colocó frente al aparato de la  televisión; igual una caminadora que usaba para mantenerse en forma, pasó a ocupar lugar entre los muebles del dormitorio que ahora fue la sede de su quehacer durante la mayor parte del día.

La televisión por cable se convirtió en su compañera inseparable y generosa através de aquellas estaciones que le proporcionaban todas las historias insólitas, donde el amor, el despecho, la envidia, los celos, la maldad, la codicia, la mentira, la traición, la calumnia, corrían a granel a través de unas imágenes que la capturaban mientras rotaba de la poltrona a la banqueta y de la banqueta a la cama, y abría y cerraba la neverita empotrada de donde iba extrayendo compulsivamente trozos de gruyere, chocolates rellenos de licor, crema y frutas secas; uvas rojas , aceitunas con castañas y anchoas, y cualquier otra delicatess recién descubierta.

No resistía, en sus apurados traslados, de mirarse en la luna de la puerta del escaparate que le devolvía su imagen creciente  cada día más irreconocible, por lo que dudaba acerca del espacio donde se hallaba, pensando entonces que paseaba por la galería de los espejos de algún circo que la deformaba arbitrariamente.

En sus escapes, extendió su vida hacia estas historias, integrándolas a su realidad, de manera que hablaba de los hechos que allí se sucedían y de los personajes que los protagonizaban como de acontecimientos de la vida diaria,  pertenecientes a conocidos, vecinos, parientes, amigos, y a las noticias de la prensa. Era por eso que su conversación repleta de dramáticas anécdotas, causaba paradójicas reacciones: o cautivaba a sus escuchas, o por el contrario levantaba las críticas más agrias.

Su hija Maruja propuso una consulta al psiquiatra suponiendo que era éste un nuevo síntoma de los cuadros excéntricos de su mamá, dentro de esas etapas donde se le fugaba la razón.

.

De la consulta al galeno se decidió internarla en un Institución especializada a fin de someterla a observación; allí contaba con habitación, baño privado y derecho a un acompañante, enfermera o familiar. Berenice, la señora de servicio que trabajaba con la familia desde hacía muchos años, fue la elegida ya que de esta manera se amainaría el desconcierto de Nunú frente a la inesperada mudanza.

Asombrado quedo el médico con la riqueza del mundo de la paciente que no era otra sino el fruto del seguimiento de una colección de catorce telenovelas al día, integrada por producciones colombianas, chilenas, peruanas, venezolanas, argentinas y brasileñas, y las cuales llevaban adelante no sólo un argumento central (el de los protagonistas principales) sino también todos los enredos de los personajes secundarios en relación o no, con las peripecias de las primeras estrellas.

Además, Nunú, muy dada a los análisis de todo lo que veía u oía, tomaba la novelística de Balzac para interpretar el caos humano que acontecía en los dramas televisivos. Con los patrones de análisis donde, la naturaleza del hombre, tan vulnerable y egoísta; más la explosión de los siete pecados capitales a través del desbordamiento de las pasiones en seres moralmente tan frágiles, configuraba un cuadro digno de los mayores castigos.

Y si alguien tenía vocación de juez, era ella, entonces las historias terminaban en tribunales con la presencia de acusados, testigos y finalmente condenados, porque ella, eso sí, administraba justicia.

Fue sorpresa  para  la familia el día de  la visita pues los recibió en la habitación, y la rutina semanal se efectuaba en el corredor y en el jardín de la clínica,y se encontraron con una moderna televisión frente a la cama y el sofá, y las instalaciones propias del cable, luego era obvio que la nutrición dramática de Nunú seguía en alza.

Ante las preguntas formuladas por los perplejos visitantes, el psiquiatra respondió con una amplia sonrisa:

_Bueno, ¿y ustedes piensan que yo voy a perderme una sesión tan extraordinaria? Pero claro, ella tiene que continuar alimentando su espíritu con esas emociones, porque además, si no, me quedo yo en la luna, sin saber la mitad de las historias que empezó a relatarme, ¡¿cómo privarme de esos tesoros?¡